Inicio Foro Descargas Noticias Listado de fabricantes Facebook Twitter Directorio de Blogs Contacto

La Armada  »  Otros  »  Tablero, Rol y Cartas  » Tema: Disfrutando de los juegos de rol
AVISO: Se han incrementado las medidas anti-spam, si ten√©is alg√ļn error al escribir o registraros, usar el formulario de contacto.

>> Formulario de contacto <<

Disfrutando de los juegos de rol
P√°ginas: 1 ... 5 [6]
Categoría:
I
* madrid Atl√°ntica
Marinero (42 puntos)

#76
22/10/16, 19:20
Citar
Yo ahora mismo ando llevando la campa√Īa Curse of Strahd de D&D 5e. Me gusta bastante, aunque hay alg√ļn jugador que no se lo toma nada en serio y revienta bastante el tono de una partida que deber√≠a ser de horror g√≥tico. Aun as√≠, bastante bien. Pero tengo ganas de dejar de dirigir ya...

es lo más complicado en las ambientaciones de terror, sobre todo cuando juegas un juego épico :/

Citar
Ojito, que el Dungeon World no es de NSR, ellos solo son los traductores. Que como empresa tienen la manía de hacer traducciones y poner sus logos... Al Inespectres me remito, que tiene más logos en la traducción que el original.

Efectivamente, no es creaci√≥n de ellos. Pero lo habtiual para poder orientar o que la gente se centre en el juego del que se habla, se menciona la editorial que se encarga de su publicaci√≥n! Nosolorol (supongo que la parte de Con Barba) han hecho traducci√≥n y maquetaci√≥n y lo han publicado en espa√Īol
Citar

     
I
* valencia Nirkhuz
Capit√°n (6305 puntos)

#77
22/10/16, 20:06
Ojo, Ravenloft siempre ha sido una buena ambientación de terror, pese a ser de Dungeons. Pero de terror gótico. Hay muchas cosas chungas pero no te vas pasando todo el rato temiendo ser destrozado, si no que es algo más espiritual y siniestro, lleno de momentos de sorpresa y revelaciones oscuras sin caer en la locura del horror cósmico o en ser una picadora de carne. Y funciona bien con D&D...

Salvo que aparezca el tipo con un picaro enano neutral cuyo unico interés es robar, saquear y putear a todo el mundo. Eso le quita como gancho.
Citar

     
I
* madrid Atl√°ntica
Marinero (42 puntos)

#78
22/10/16, 20:12
Citar
Salvo que aparezca el tipo con un picaro enano neutral cuyo unico interés es robar, saquear y putear a todo el mundo. Eso le quita como gancho.

:/ efectivamente. A mí Ravenloft siempre me ha gustado, desde que leí el librojuego de "El Vampiro de Ravenloft" hace ya mucho tiempo. Todos tienen que poner su granito de arena. Me alegra ver que en la 5a también funciona bien! La ambientación es la mitad del juego ahí.
Citar

     
I
* is Sir Nigel
Alférez (2840 puntos)

#79
22/10/16, 20:41
Salvo que aparezca el tipo con un picaro enano neutral cuyo unico interés es robar, saquear y putear a todo el mundo. Eso le quita como gancho.

En una partida de terror o colaboran todos, máster y jugadores, o se convierte en una comedia. Lo mejor es hablarlo antes y que quede claro, porque en una partida de mazmorras da lo mismo, pero en algo que depende completamente de la ambientación conseguida si no hay disposición mejor jugar a otra cosa.
Citar

     
I
* valencia Nirkhuz
Capit√°n (6305 puntos)

#80
22/10/16, 21:27
Si lo habl√©, lo dej√© bien claro, pero... Eso, que hay veces que no hay manera. Una cosa es el personaje, y otra como lo use. Y me sabe mal ponerme a echar broncas a gente que me saca siete u ocho a√Īos...

Aun as√≠ la campa√Īa me gusta, esta bien pensada y es realmente abierta. Aun as√≠ tengo ganas de acabar, pero tambi√©n porque entre esta campa√Īa y otras cosas llevo como tres a√Īos siendo yo siempre el director. Y a veces cansa.
Citar

     
I
* paisvasco Crom
Almirante (9444 puntos)

#81
23/10/16, 08:56
Eres el máster, que no te de palo. Si es un jugador tóxico, acabará arruinando la partida. Si no entra en razón por las buenas, metele un rayo por el culo. O peor, telepórtalo a otro lado y que se quede allí ;)
Citar

     
I
* madrid Maldeaurore
Marinero (25 puntos)

#82
23/10/16, 11:23
En nuestro grupo de juego no todos caben. Son los mismos jugadores los que no desean jugar con alguien que les destroza el ambiente, o alg√ļn jugador t√≥xico, mediante personajes muchkin, chorradas, etc... Lo tienen claro, despu√©s de algunas partidas que les fueran cuasi-arruinadas.

Ravenloft lo dirig√≠ para AD&D segunda edici√≥n y es uno de los mejores entornos de campa√Īa. Aunque actualmente le damos m√°s a la Llaada de Cthulhu. 
Citar

     
I
* valencia Nirkhuz
Capit√°n (6305 puntos)

#83
23/10/16, 11:42
El problema es que somos un grupo muy peque√Īo, nos cuesta una burrada encontrar gente constante y este chico lleva desde el principio. Y no es mal t√≠o, pero no me gusta nada su forma de jugar. El problema es que parece que al √ļnico que le arruina las partidas es a mi, el resto lo consideran una simple molestia.
Citar

     
I
* madrid Maldeaurore
Marinero (25 puntos)

#84
23/10/16, 12:38
Bueno, al menos no "contagia" su forma de juego a los dem√°s. Que es algo que he visto suceder, y entonces tienes una goblinera m√°s que un grupo de jugadores.

Nosotros, en el grupo de juego, ten√≠amos a un jugador que... en las partidas de investigaci√≥n se quedaba con algunas pistas y lejos de compartirlas para la resoluci√≥n de la aventura, las vend√≠a al mejor postor o se las llevaba a la tumba... Hacia metajuego, utilizando toda la informaci√≥n de la mesa sobretodo de la que su personaje no sabia nada... Traicionaba a los dem√°s jugadores por cualquier chucher√≠a... Troleaba a cualquier pnj, pj, o director de juego... Se cargo una campa√Īa de un a√Īo y medio del -Mutantes en la sombra- y, seguidamente una de un a√Īo de -Mago, la ascensi√≥n-...

Pero lo peor de todo fue, cuando su estilo de juego comenz√≥ a contagiarse (por las risas) a otros dos jugadores nuevos. Momento en el que los dem√°s jugadores y yo (como DJ) decidimos sacarle de nuestro entorno jueguil... Desde entonces con dicho jugador jugamos juegos de mesa u otras cosas, pero no al rol. A d√≠a de hoy, tres campa√Īas despu√©s estamos muy convencidos de que fue un acierto dejar de jugar rol con √©l.


   
Citar

     
I
* baleares Criamon
Suboficial Mayor (1779 puntos)

#85
23/10/16, 16:59
Druso me encanta esa introducci√≥n sobre los personajes de tu campa√Īa de Akelarre, es un juego que siempre me ha encantado,  no dudes en ir contando mas cosas, seguro que debes de tener un material excelente.

Sobre Ravenloft, lo tenemos en la rec√°mara, nuestro m√°ster incluso ya nos ha dejado caer alguna pista en la campa√Īa de D&D5 con la aparicion de entre la niebla de un misterioso carromato con una gitana que nos lanz√≥ las cartas del tarot....

Y bueno, es cierto que hay jugadores complicados o tocanarices, yo creo que lo mejor es intentar hacerle oidos sordos, tanto m√°ster como resto de los jugadores, con tal que se canse y al ver que pasais de √©l pase de venir a jugar, mas vale reducir la mesa a que nos la fastidien. √Ānimo Nirkhuz, no te dejes vencer!
Citar

     
I
* valencia Yuber Okami
Alférez (2792 puntos)

#86
23/10/16, 20:15
pero tambi√©n porque entre esta campa√Īa y otras cosas llevo como tres a√Īos siendo yo siempre el director. Y a veces cansa.

CH y yo nos sentimos ultrajados por dicha afirmación, y le desafiamos a un duelo (a resolver con el Rogué Trader o el AoA a ser posible)
Citar

     
I
* valencia Nirkhuz
Capit√°n (6305 puntos)

#87
23/10/16, 21:07
Me refería a *ese* grupo en concreto, no a las partidas eventuales de uvas a peras.
Citar

     
I
* 00 Druso
Marinero (53 puntos)

#88
24/10/16, 12:51
Buenas de nuevo, aquí os dejo un escrito de llo acontecido el sábado noche, ya os aviso de que algo largo es:

El grupo se encontraba algo nervioso a su salida de la villa de Alicante, la Paz de Deza-Terrer firmada entre los dos principales contendientes de la guerra hab√≠a supuesto un freno de las hostilidades... ¬Ņpero durante cu√°nto tiempo? As√≠ y con todo decidieron ponerse en marcha cuanto antes, descartando la idea de adquirir alg√ļn borrico que les ayudara con lo que pudieran cargar.

Fue a eso de entre la hora sexta y la nona, con el sol bien arriba, poco después de que se llevaran algo a la boca y reemprendieran el viaje, cuando escucharon un trotar de caballos a su espalda, pero que por los recodos del camino no podian ver. Zelipe, aguzó su oído y le pareció distinguir bien que iban pertrechados, pero ya no sabría si de mercancías o de armas, aunque con todo decidieron no apartarse del camino... que si bien podrían haberse escondido de quienes fueran los jinetes, entre matojos y algunas rocas, no les parecía la mejor opción.

Llegaron entonces a su paso, resultando ser dos caballeros de la Orden de Montesa, reconocida incluso entre las pobres gentes debido a la presencia que tienen en la regi√≥n. Los se√Īores, cortesmente recibidos por Mateo,preguntaron lo corriente, que hacia donde marchaban, y una vez conocieron la direcci√≥n quisieron saber que oficio les llevaba a Elche. En ese momento se dieron cuenta de la procedencia de Zelipe, que como ya se sabe ten√≠a un origen claramente moro (para m√°s detalles... su madre era una ramera que vend√≠a su cuerpo por unas pocas monedas) ante lo cual el contest√≥ que ya hab√≠a encontrado el camino del verdadero Se√Īor, dando un beso a una crucifizo de madera que llevaba colgado del cuello. Los jinetes se mostraron complacidos , claro que no le libraron totalmente de algo de escarnio "ni siquiera eres fiel a tus or√≠genes" dijo uno de ellos, como si no viera bien aquel asunto de los conversos...aunque la cosa no pas√≥ a mayores. Gonzalo llam√≥ la atenci√≥n de los caballeros, pero hombre parco en palabras este tampoco supo bien que decir poco m√°s que se ganaba el oficio en asuntos de guerra y que claro est√° grande era nuestro rey, Pedro IV de Arag√≥n. As√≠ pues, y sin m√°s contratiempos los caballeros prosiguieron su marcha.

Como peque√Īa an√©cdota, a mitad camino el juglar, hombre de vida alegre, pidi√≥ a Marianna si pod√≠a ayudarle con un asuntillo, y es que en uno de sus encuentros con las mujeres del lugar pues hab√≠a agarrado un herpes ya sabr√°n ustedes donde... y el escozor que de tanto en cuando le ven√≠a bien molesto era. La moza se jart√≥ a reir, pero en un momentico ya le hab√≠a solucionado el problema, que el buen Mateo solo tuvo que agarrar las manos de la curandera y beber un poco de agua, aunque ya le avis√≥ que si segu√≠a con dicha actitud las volver√≠a a agarrar.

Decidieron no parar para hacer noche a medio trayecto, sino alargar algo m√°s la jornada y pasar ya la noche en Elche, donde encontraron una posada en los arrabales. El ambiente era bueno y lo cierto es habia multitud de gentes, por lo que con algo de vino y un estofado de carne (que consist√≠a en verduras mayormente, pero que alg√ļn trozo  de carne hab√≠a) reposaron un poco. Antes de todo eso si, el tabernero, un hombre lozano de mediano edad, pidi√≥ el favor a Gonzalo de que guardase el hacha de armas...que no era ambiente apropiado y pod√≠a poner nerviosa a la clientela.

Fue de agradecer que el mismo Gonzalo diera gracias al Se√Īor por los alimentos, algo que le reconfort√≥ tanto a √©l como a Zelipe, pero que en Marianna y Mateo no surti√≥ mucho efecto. Con la comida servida, Mateo se puso con su bandurria y comenz√≥ a tocar un poco, lo que enseguida llam√≥ la atenci√≥n de un grupo numeroso que se reun√≠a en el otro extremo. Al parecer, seg√ļn contaba un tal Miguel el Verrugas, las Mandr√°goras eran unas criaturas peligrosos, habitantes de los bosques, que cambiaban a sus reto√Īos con los de los humanos pues de cr√≠os eran bien iguales y as√≠ crecer√≠an m√°s fuertes. Las cr√≠as de Mandr√°gora tienen una curiosa forma de alimentarse... y es que son capaces de extraer la sangre de los cuerpos de sus falsos padres, a peque√Īos besos, con lo que la pobre v√≠ctima nunca se da cuenta de tal desgracia y comienza a disminuir su vitalidad hasta que finalmente fallece.

Zelipe, atento a lo que decían de lejos, comentó el asunto a Marianna, y decidieron acercarse... aunque la pobre mujer no fue muy bien recibida, pues se notaba a varias leguas que algo sabía del tema, y que era una de esas curanderas que tan raras artes tenía. Estaba claro que a la fémina no le acaba de caer bien el tal Miguel, y es que cansaba estaba de ser tratada malamente.

La cosa se puso m√°s grave cuando se empezo a hablar de Isidro y Leonor, una pareja con una hijica de corta edad, a la que el tal Miguel acusaba de ser una Mandr√°gora. El resto de hombres se pusieron nerviosos ante tal afirmaci√≥n, y decidieron largarse de all√≠ a linchar a la criatura. Mateo apenas pudo calmar los √°nimos, "si ti√© la sangre verde ser√° uno de ellos" dijo el Verruga". Ante las peticiones de Mateo de esperar y no actuar de noche la multitud no se acobard√≥, "Que ma√Īana es la Feria y hemos de estar en paz con Dios". As√≠ pues, una multitud, compuesta por la mayor parte de hombres de la taberna pero tambi√©n de algunos que deambulaban por fuera, sali√≥ en busca de la pareja. Zelipe, Marianna (que quer√≠a ver si era cierto, pues le interesaba mucho hacerse con la susodicha para pociones y maleficios) y Mateo decidieron ir con ellos mismos, mientras que Gonzalo, algo m√°s cauto, les segu√≠a desde una distancia prudencial, aunque sin ocultarse.

Una vez encontrados, un entrep√°n que estaba comiendo los padres y la cria en una peque√Īa colina cercana, la muchedumbre los rode√≥. Ante los gritos de la pareja Miguel sac√≥ un cuchillo, con el que cort√≥ un poco a la ni√Īa...viendo todos claramente que su sangre, era verde. Gritos de muerte se alzaron y el Verruga en un momento sac√≥ su filo y decapit√≥ a la criatura... ante el sollozo de los falsos padres, que la querian como suya. Las gentes reunidas ten√≠an sentimientos encontrados, hab√≠an matado a la bestia, pero el sufrimiento de los pobres hombres era grande, as√≠ que muchos de ellos decidieron largarse.

Aqu√≠ vino lo serio y es que Miguel quer√≠a hacerse con el bot√≠n, que unos bueno dineros le reportar√≠a el cuerpo de la mandr√°gora, mientras que Gregorio lanz√≥ fuertes gritos, sobre que lo apropiado era quemar a dicha abominaci√≥n, que no pod√≠a tener lugar en los planes de Dios. Mateo intento de nuevo mediar... pero nada hab√≠a que separara a Miguel de su zurr√≥n, y nada que tirase atr√°s al tozudo Gonzalo de su idea, que incluso tropez√≥ al sacar su hacha. El combate fue breve, El Verruga consigui√≥ ser m√°s rapido aunque el juglar se lanz√≥ para intentar agarrarle, mientras que Gonzalo brav√≥ como un toro, presto a la lucha ¬°que incluso se hizo un corte con su propio arma! tras dos pu√Īadas por parte del instigador, finalmente el castellano lanz√≥ un certero golpe contra √©l, abri√©ndole medio pecho con el filo del hacha, y derrib√°ndolo al instante.

Mateo, ya cansado de su beato amigo, decidió lanzarse a por la Mandrágora y pudo hacerse con la cabeza, largándose con Zelipe sin mediar palabra. Marianna atendió al herido...y que si no llega a ser por sus curas ahora estaría ya muerto, y Gonzalo prendió fuego al cuerpo de la criatura.

Los alguaciles no tardaron en llegar, muy inquietos con los sucesos, y finalmente requisaron las armas a Gonzalo, y también a Zelipe y Mateo a quienes encontraron por los alrededores sin saber exactamente muy bien que hacían. Fueron llevados a la taberna donde se hospedaban, quedándose uno de los tres alguaciles, Pedro, que quedose de guardia fuera, para evitar que no se escaparan de la interesante charla que tendrían al amanecer.

Ya adentro cobijados del fr√≠o, decidieron irse a dormir...que ya bien largo hab√≠a resultado el d√≠a. Alg√ļn viajero entr√≥ m√°s, pero lo que no sab√≠an nuestros protagonistas es que uno portaba la cabeza de la Mandr√°gora (que el juglar y el converso hab√≠an tratado de enterrar...pero no pudieron hacerlo ante la inminente llegada del guardia y tuvieron que dejarla abandonada en el campo, oculta solo para quien no se quisiera acercar mucho).

Algo despert√≥, un fuerte viento rodeaba el lugar, y Marianna decidi√≥ salir, encontr√°ndose con Pedro al que intent√≥ seducir para poder largarse de la taberna (pues algo malo se ven√≠a, segura estaba ella). Pero el alguacil no quer√≠a lios, y mand√≥ a la mujer para dentro, que esas eran sus √≥rdenes. Triste decisi√≥n result√≥ ser la de Pedro, pues no tard√≥ mucho de arrancarse la puerta del grupo...y ver los que estaban ya muy despiertos en la taberna, como a su cuerpo lo alzaba una ra√≠z blancosa, que separ√≥ sus piernas de su torso regando todo de sangre. La criatura entr√≥ en la estancia, aunque bien dif√≠cil le result√≥ pues deb√≠a medir algo m√°s de dos varas y emiti√≥ un gru√Īido mientras miraba alrededor.

El horror palideci√≥ a Marianna, mientras una peque√Īa ventana usada para dar luz estall√≥ entrando una gruesa rama,pero no al resto de sus compa√Īeros que salieron con las patas r√°pidas para el piso de arriba, donde descubrieron a trav√©s de un ventanal, que al menos hab√≠a otros cinco seres rodeando el lugar.

La criatura del piso de abajo no tard√≥ en descubrir quien ten√≠a la cabeza de la que, en el pensamiento de todos qued√≥ despu√©s, deb√≠a ser su prole, y sin compasi√≥n ning√ļna lo despedaz√≥ con sus tres brazos. Un hombre se envalenton√≥ y sac√≥ un arma para acabar con la Mandr√°gora adulta que, sinti√©ndose amenazada, lo estamp√≥ contra las paredes mat√°ndolo en el acto. Salvaron la vida el resto, que quedaron quietos, √ļnicamente lanz√≥ un rugido m√°s, cuasi un lamento parec√≠a, y se larg√≥ con las dem√°s de las suyas de nuevo hac√≠a el bosque, donde se perdieron de vista.

Y así es como acabó una dura jornada, en la que dieron gracias al Altísimo por poder salvar las vidas, y en la que quedaron marcados por siempre ante tal horrible encuentro.



La verdad todos quedamos sorprendidos por el aumento en fervor religioso que fue ganando Gonzalo a lo largo de la noche, quien sin duda para mi fue el que se convirti√≥ en el actor principal; el jugador que manej√≥ a Amir/Zelipe se centr√≥ bien en su papel, asumiendo que ser√≠a maltratado por muchos y no quej√°ndose de la situaci√≥n. La jugadora que llevaba a Marianna qued√≥ contenta, aunque le result√≥ una pena no poder lograr lanzar m√°s sortilegios... especialmente la magia negra (y es que sab√≠a de las artes de la Dominaci√≥n y de un maleficio para poder crear un peque√Īo mu√Īeco de arcilla de la v√≠ctima, a la que atormentar de dolor)...aunque yo luego le dij√© que podr√≠a haber usado la poci√≥n de Dominaci√≥n para hacerse con el control de Verruga y as√≠ de la Mandr√°gora...claro que entonces hubiera acabado muerta casi seguro. Mateo Rodr√≠guez actu√≥ buenamente de mediador entre todos, e intent√≥ hacerlo entre las gentes del pueblo.

Me result√≥ interesante ver como el grupo no acudi√≥ en ning√ļn momento a las armas... que a fin de cuenta Gonzalo se bastaba y sobraba con su hacha dijo la chica que jugaba con Marianna, tampoco era cuesti√≥ de meterse en l√≠os.

En cuanto a la aventura en sí, es una versión con ligeros cambios de "¡Mandrágora!" del suplemento Rincón, cogiendo algunas cosillas de otros, aunque lo presente con un toque más sand-box y la verdad que los personajes podrían haber acabado en otros asuntos también interesantes. Creo que esto le hizo ganar sorpresa a la partida y una actuación y modo de juego más realista ya que no eran conscientes de un posible posible clásico combate final, o similares.


(*)Nirkhuz, ¬Ņpor qu√© dices que te deja sensaciones encontradas? Explicame lo de "meter mano" y/o "tirar todo", que no se si te refieres a modificar algunos fallos del sistema o quiz√°s de la ambientaci√≥n, o de intentar posibles aventuras entre gentes que ser√≠a imposible pudieran unirse.

El sistema es correcto, sencillo y me gusta bastante el combate (pues es mortal y no hay mucho espadazo arriba espadazo abajo y vamos quitandonos punticos de vida por turnos lentamente). La pega que encuentro es que los personajes, tal y como salen de inicio, se quedan algo pobres en muchas competencias...y no me parece demasiado realista que le resulten tan complicadas ciertas acciones (por mucho buffo que se le pueda dar por parte del Master en atención a la dificultad).
Citar

     
I
* madrid Atl√°ntica
Marinero (42 puntos)

#89
25/10/16, 08:33
Enhorabuena, Druso. Vaya currada de narración. Lo importante es que os lo pasarais bien y la aventura progresase :)


Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
Citar

     
I
* valencia Nirkhuz
Capit√°n (6305 puntos)

#90
25/10/16, 10:30
[...]o de intentar posibles aventuras entre gentes que sería imposible pudieran unirse[...]

Me refiero a eso, a que en las tablas pueden salir personajes con un nivel de poder tan sumamente descompensado que la uni√≥n no tiene sentido (incluso el hecho de salir de aventuras no lo tiene). A ver, si yo soy un marqu√©s, ¬Ņa santo de que me voy de aventuras? Hay mil obligaciones que cumplir. Y, si lo hiciera, ¬Ņcomo no me llevo conmigo mis mesnadas? Se que es para darle juego y tal, pero a mi me rompe totalmente la credibilidad.
Citar

     
Haz clic en el botón de la izquierda para añadir una nueva respuesta en el tema:
Disfrutando de los juegos de rol
...o bien utiliza directamente el cuadro de respuesta rápida, donde puedes usar etiquetas BBC ([b]negrita[/b], [i]cursiva[/i]) y smileys como lo harías en un mensaje normal.
Nota: este mensaje no se mostrar√° hasta que sea aprobado por un moderador.
Nombre: Email:
Verificación:
Escribe las letras mostradas en la imagen
Escuchar el texto / Solicitar otra imagen
Escribe las letras mostradas en la imagen:
Nueve menos ocho (en letras):
Teclea => electroencefalografista:

Respuesta rápida:
La Armada  »  Otros  »  Tablero, Rol y Cartas  » Tema: Disfrutando de los juegos de rol

Noticias y destacados

Buscador



¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?

Panel Usuario

 
 
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o reg√≠strate. ¬ŅPerdiste tu email de activaci√≥n?

Novedades del Directorio de blogs

Mensajes recientes